sábado, 26 de mayo de 2012

Algo más que música Pop. 1ª Parte




Habré escuchado tantas veces la música de The Beatles, que he olvidado la primera canción que oí de ellos...

Quizá os preguntáis qué relación guarda el surgimiento de este estilo de música, o a cuento de qué viene hablar de este grupo de Liverpool, con la moda o a un estilo concreto; aunque sospecho de que es bastante probable que os hayáis hecho una idea de por dónde van los tiros de esta entrada.

Vayamos por parte, pero no sin antes comunicaros que, lo que va a continuación, es extrapolable a otros movimientos y otras décadas también.



Filósofos como Platón o Aristóteles se preguntaban, allá por el siglo IV a. C, sobre la sociabilidad existente en el ser humano.   "El hombre es un animal social", postuló el segundo.
Por tanto, si somos seres sociables  y participamos con nuestros iguales en multitud de cosas como en la celebración de un acto social, en intercambiar ideas o, incluso, en la misma tendencia de moda, ¿es inevitable la pertenencia a un grupo donde sus miembros comparten y tienen unas características semejantes?.


Muchísimos siglos más tardes Abraham Maslow nos habló, en su famosa Pirámide de las Necesidades, sobre la importancia de la pertenencia al grupo para el individuo.

Básicamente, Maslow viene a decir que el ser humano tiene una serie de necesidades que debe alcanzar para poder sobrevivir y que, a medida que se van satisfaciendo, empezando desde las básicas o primarias, se busca el obtener las otras más elevadas, las secundarias.  Cuando todas ellas están cubiertas, se consigue el último escalafón de la misma: La autorrealización.


La teoría de la Identidad Social, por su parte, y en términos muy generales, nos habla sobre cómo nos evaluamos a partir de nuestro grupo social. Es más, una identidad positiva se obtiene cuando se hacen comparaciones con miembros del endogrupo, pero también cuando se realizan con los del exogrupo.



En cuanto a la música Pop -popular music- que está basada en variaciones de una melodía, es una combinación de distintos géneros musicales.
Autores y estudiosos de este género, como David Hatch y Stephen Millward, la definieron así: "un cuerpo de la música, el cual es distinguible de lo popular, jazz y música folk".  Pero, históricamente, la definición de la misma no era entendida como género musical, sino como lo contrario a la música de culto.  Bajo esta descripción, de música popular,  entraban géneros como el folk o el jazz, por ejemplo.



Recordemos una pieza magistral del grupo de jazz de The Dave Brubeck Quartet y, con ella, os emplazo para la segunda parte, en la que se continuará esta pequeña historia que os he contado hoy.








viernes, 25 de mayo de 2012

Hello, hello!



Hoy voy a hacer una entrada algo especial.  Especial, porque, en el corto tiempo que lleva abierto el blog, ya hay 10 seguidores-as.

Así que,  quiero comunicaros algo por leerlo y seguirlo. Primero, daros la bienvenida, con un gran Hello!






Y, segundo, daros las gracias. Lo dicho:



viernes, 4 de mayo de 2012

Revolución cultural




Muchas han sido las revoluciones que se han dado a lo largo de la historia. Pero la de mayor calado, en la sociedad de los años 60, quizás fuera la Sexual, también denominada Liberación Sexual.




Representó un cambio significativo en muchos otros aspectos que van cogidos de la mano.  Es el caso de la píldora anticonceptiva, por ejemplo, que proporcionó  una separación entre dos conceptos: reproducción y sexualidad.



Os dejo un vídeo donde podéis observar algunas características de la década que hoy nos ocupa:



Buen fin de semana!


martes, 1 de mayo de 2012

La 1ª computadora



Resulta curioso observar cómo un invento, con el paso de los años, va evolucionando.  Este es el caso de la primera computadora que se creó en el año 1951, la UNIVAC I (Computadora Automática Universal I), y que fue fabricada en los Estados Unidos para uso comercial en administración y negocios o, lo que es lo mismo, para realizar ejecuciones rápidas de operaciones aritméticas simples y  transportar datos.
Su peso era de unos 7.250 kg. y su coste se calcula entre 1 millón y 1 millón y medio de dólares que, a día de hoy, supondría unos 6 millones y medio, y 9 millones de dólares.

Una mención especial merece la científica informática Grace Hopper que desarrolló, junto a su equipo de trabajo, el primer compilador (A-0) para el UNIVAC I en 1949.



Además, su dilatada experiencia la llevó a crear  las bases para el nacimiento del lenguaje COBOL.




Fuentes: wikipedia y divigulMat (Centro virtual de divulgación de las matemáticas)